Acceso sin Ley vs. Acceso con Ley

¿Algo cambió?

Hoy se cumplen 4 años de la ley 27.350 de Investigación médica y científica del uso medicinal de la planta de cannabis y sus derivados. El 29 de marzo de 2017 desde CAMEDA sabíamos que nuestra misión no había terminado, sino que aún quedaba camino por recorrer para lograr el acceso legal al cannabis de uso médico con el acompañamiento del sistema de salud, autorizado por entes regulatorios, producido en todas sus formas posibles bajo normas de calidad y seguridad establecidas de acuerdo a condiciones vigentes del sistema de salud, sea en formas herbales o fitofármacos y cubiertas por prestadores de salud. 

Una breve síntesis de nuestra historia nos ubica en el año 2014 cuando a través de un documental de la CNN tomamos conocimiento de que el cannabis en su uso médico podría ser una posibilidad terapéutica para la epilepsia refractaria y otras dolencias. En  la estremecedora emoción de encontrar una posibilidad terapéutica que pudiera paliar ese dolor lacerante a nuestra humanidad, solo encontramos aquello que en el año 2015 denominamos “El Vacío”vacío legal, académico, científico, social, jurídico y político que comenzó a trazar el camino de CAMEDA. Sentimos así cómo el sistema penal no solo atravesaba a la planta de cannabis sino también al Derecho a la Salud, derecho otorgado en nuestra Constitución Nacional; y que aquella pregunta que paraliza a profesionales: “Dr/a. qué se conoce del cannabis para el tratamiento de...?” estaba arbitrariamente bloqueada, generando una  fractura de la relación médico-paciente e impidiendo el acceso a la mejor calidad de vida posible con la ayuda del cannabis de grado médico. El acompañamiento a pacientes y a algunos escasos profesionales e investigadores que se acercaban a CAMEDA no garantizaría el ACCESO a productos de  CALIDAD Y SEGUROS que planteamos como principal objetivo. Las sociedades científicas sólo advertían sobre su uso con notificaciones, las cuáles no generaban el cambio necesario para acompañar nuevas posibilidades terapéuticas en diferentes enfermedades refractarias. 

Necesitábamos EDUCAR en el conocimiento responsable sobre el uso médico del cannabis, llenar esos vacíos de conocimiento. Necesitábamos hacer comprender que el dolor del otro puede ser nuestro dolor en algún momento de la existencia. Necesitábamos trabajar urgentemente en incidencia pública. 

Aprendimos y trabajamos durante todo el año 2016 en labor legislativa, concurrimos  semanalmente a diferentes despachos de legisladores, asesoramos a sus asesores, generamos redes, los adentramos en la problemática del Acceso a preparados Seguros y de Calidad por el Derecho a la Salud. Recorrimos la Argentina llevando ese conocimiento responsable, solicitando a universidades y a organismos públicos abrir sus puertas y acompañarnos. Fue difícil para los pacientes ver sentados en las audiencias a la Comisión de Salud junto a Comisión de Seguridad y la Comisión de Legislación Penal. Mientras, el Derecho a la Salud, la Integridad Física y Psíquica estaba en pausa.

  

Pasaron años… ¿Avanzamos con la LEGISLACIÓN hacia un ACCESO  seguro y de calidad ? 

Aquí podrán encontrar un recorrido por los marcos normativos a nivel Nacional en estos 4 años, desde aquel 29 de marzo de 2017 en que la Ley 27.350 que inundó a pacientes y familiares de una esperanza, puede mostrarnos lo intrincado de un sistema que no logra cumplir a la fecha, el objetivo de ACCESO SEGURO Y DE CALIDAD

 Podemos ordenar en el tiempo 

  • 2015: ANMAT (Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica) autoriza la entrada al país de un producto a base de cannabis para paciente con Epilepsia Refractaria.

  • 2017 : 

1- Ley 27.350 de investigación médica y científica de la planta de cannabis y sus derivados.

2- Decreto reglamentario parcial 738/2017.

  • 2018: 

1- Res. 258/18 del Ministerio de seguridad donde se aprueban las condiciones de habilitación del artículo 6 del punto 4 del decreto 738/2017. 

2- Res. 197/2018 conformación del RACME (Red argentina de cannabis medicinal) en el MECCYT (Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología).

  • 2019: 

1- Res. 133/2019 de régimen de acceso a productos que contienen cannabinoides o derivados   de  la planta de cannabis destinados exclusivamente para uso medicinal ya sea para un paciente con     epilepsia refractaria o bien dentro del contexto de investigación científica.     2- El 28/02/2019 la resolución de INASE –Instituto nacional de la semilla con su reglamento para la producción, difusión, manejo y acondicionamiento con cannabis en invernáculos y/o predios de seguridad.

 

    • 2020: nuevo decreto reglamentario 836/2020 que deroga el 738/17 y deroga así la resolución del ministerio de seguridad 258/19.

  • 2021: 

1- Res. 654/2021 régimen de acceso de productos que contienen cannabinoides que deroga la 133/19.

2- Res. 800/2021 que responde exclusivamente al art. 8 de la ley 27.350, en relación al autocultivo, cultivo por terceros o por ONGS. 



¿Y qué pasa en el MUNDO? 

El  2 de diciembre de 2020 la Comisión de Estupefacientes de Naciones Unidas se reunió en Viena en su sesión número 63 y eliminó al cannabis y su resina de la Lista IV de la Convención Única de Estupefacientes de 1961. Reconoció así las propiedades médicas de la planta de cannabis y su utilidad terapéutica, decisión consistente con la evidencia científica de los últimos 40 años. Esta decisión facilita la investigación básica y clínica con esta sustancia y la posibilidad de que más países puedan adecuar sus normas. En Argentina dichas normas no han sido adecuadas a la fecha.

 

Y así, con todos estos naipes normativos a 4 años de la LEY 27.350, el ACCESO a un producto Seguro y de Calidad sigue siendo una DEUDA PENDIENTE.

 

La reciente resolución 800 no asegura en el cultivo individual y/o por terceros Acceso a un producto Seguro y de Calidad, encontrándonos ante una tergiversación del cannabis de uso médico y la atención médica adecuada de patologías graves o gravísimas.

 

Hoy, como previo a la LEY, sólo los pacientes con Epilepsia refractaria acceden a un producto Seguro y de Calidad, autorizado por entidad regulatoria -ANMAT- ya sea por  vía usos compasivos (como en el año 2015) y/o a un producto nacional de valores inalcanzables para muchas familias, con las imaginables dificultades, para que obras sociales cubran los tratamientos, amparos mediante. 

El resto de los pacientes con sus diferentes patologías y profesionales que necesitan esta herramienta terapéutica para su tratamiento siguen padeciendo la injusticia de una política pública que no acompaña con acciones concretas el Derecho a la Salud .

 

Nos preguntamos cuál es la Mirada Sanitaria de nuestros funcionarios; aún esperamos sus respuestas con ACCIONES en Políticas Públicas que cambien la Calidad de Vida de quienes lo necesitan y que finalmente el Derecho Constitucional a la Salud, la Integridad Física y Psíquica, se plasme en una legislación adecuada y eficaz y de Urgente Necesidad.

 

CAMEDA es una Asociación Civil sin recursos estatales ni privados. Sus acciones se sostienen con el aporte de donantes. Los invitamos a sumarse a nuestra misión ¡DONÁ!

LINK: https://www.cannabismedicinal.com.ar/donaciones

Información de interés: próximas actividades

Vivo a través del Instagram oficial de CAMEDA por el día internacional del Autismo (2 de abril)

Instagram oficial: https://www.instagram.com/cameda_argentina/ 

 

PRÓXIMAMENTE INSCRIPCIÓN A PARTIR DEL 1° DE ABRIL 2021: Los invitamos a participar del Curso inicial de cannabis de uso médico para profesionales de la salud y estudiantes avanzados de carreras afines con abordaje interdisciplinario. 

Informarse en nuestro sitio web y nuestras redes oficiales a partir del 1° de abril.

 

Comisión directiva
CAMEDA asociación civil
Personería Jurídica N° 1078

Boletín de suscripción

Suscribase a las últimas noticias de Cannabis Medicinal
-Ingrese su Nombre y Mail-
IMPORTANTE: -Revise su correo de Spam-