Alemania tiene previsto crear una agencia estatal sobre cannabis

Según un nuevo proyecto de ley, Alemania tiene previsto crear una agencia estatal sobre cannabis para regular su cultivo y distribución por las farmacias. Aun se desconoce los detalles del mismo.

Según ha esbozado el Ministerio de Sanidad habría más pacientes a los que se les daría acceso regular con receta médica a dicha planta y costeado por sus seguros de salud. Hasta el momento cerca de 500 enfermos con al menos 60 enfermedades distintas, entre ellas dolor crónico, enfermedades inflamatorias, trastornos psiquiátricos, enfermedades neurológicas, pérdida de apetito y náuseas, han sido legalmente autorizado para obtener cannabis por su propia cuenta al no estar suficientemente controlados con los medicamentos habituales. Los planes implicarían la creación de una agencia estatal de cannabis que establecería el precio que las compañías de seguros de salud tendrían que pagar.

Esta es la última etapa de una larga batalla de 15 años de los pacientes ante los tribunales. A raíz de una denuncia ante el Tribunal Constitucional Federal presentada el 14 de diciembre de 1999 por ocho enfermos, el tribunal dictaminó que los pacientes pueden solicitar un certificado de exención para el consumo de cannabis herbal al Instituto Federal de Medicamentos y Productos Sanitarios. Sin embargo el Instituto, un organismo dependiente del Ministerio de Salud Federal, rechazó todas las aplicaciones. Sostuvo que los enfermos pueden recurrir al medicamento ya prescribible dronabinol. El 9 de mayo de 2005 el Tribunal Administrativo Federal resolvió que el gobierno no puede hacer referencia a un medicamento que no es "ni fácilmente disponibles ni al alcance de los ciudadanos normales".

Las primeras exenciones fueron concedidas en 2007. Sin embargo muchos pacientes no pueden permitirse el lujo de comprar cannabis en la farmacia y pidieron al Instituto Federal de Medicamentos y Productos Sanitarios la aprobación del auto-cultivo para consumo propio de la planta. El 22 de julio de 2014 la Corte Administrativa Baja de Colonia dictaminó que a los enfermos se les deben conceder un permiso para que hagan posible un tratamiento con cannabis. El Gobierno apeló el fallo, pero se espera que el gobierno finalmente pierda el juicio ante el Tribunal Administrativo Federal. Para evitar el auto-cultivo de cannabis por los pacientes el gobierno está obligado a permitirles un adecuado y reembolsable acceso a un tratamiento con cannabis herbal. La intención a medio plazo es cultivar cannabis en Alemania para asegurar el suministro dado el creciente aumento de enfermos que lo consumen.